Neurolinguistica Para

Neurolinguistica Para

Neurolinguistica-Para-Programacion-neurolinguistica-Coaching-Rod-Fuentes

En la mente de muchas personas la terapia con Programación Neurolingüística (PNL) ha estado asociada a resolver problemas o “disfunciones” en la menor cantidad de tiempo posible.

Esto ha surgido del hecho que la PNL -al igual que la Hipnoterapia– ha mostrado gran eficacia en la resolución de problemas psicológicos muy rápidamente en comparación a las demás terapias habituales.

Esto ha llevado a identificar a la PNL con un sistema terapéutico esencialmente remediativo o que solo soluciona síntomas muy eficientemente. Entre estos síntomas podemos mencionar fobias, depresión, nerviosismo, estrés, etc..

Esta idea también existe en muchos de aquellos que practican PNL o se dedican a la terapia con ella.

Este enfoque está equivocado.

Usando la definición oficial de  la PNL:  PNL  es “el estudio de la estructura de la experiencia subjetiva y lo que deducimos de este estudio“.

Es así que el terapeuta debe considerar toda aquella estructura cuando se orienta a ayudar a una persona.

Una disfunción o alteración de la conducta humana o de las emociones se debe a una estructura mental determinada que tiene como una síntoma a aquella disfunción.

La disfunción, alteración de la conducta o emociones es sólo un síntoma de una causa mucho más profunda, que proviene de la estructura profunda de la persona.

Resolver solo el síntoma puede generar otros trastornos o, más bien, aquella estructura mental puede generar nuevas disfunciones o alteraciones en la conducta.

Así la terapia con PNL  se enfoca principalmente en el estudio de la estructura y los cambios necesarios que debemos realizar en ella.

Secundariamente se enfoca en resolver solamente síntomas de aquella estructura.

Esta estructura involucra muchos elementos tales como creencias personales, valores, metaprogramas, estrategias, líneas del tiempo o codificación cerebral del tiempo, submodalidades, holograma, lenguaje e incluso aquellas cosas relacionadas con el cuerpo físico: la química del cuerpo y los cuidados del cuerpo: alimentación, nutrición, descanso, etc.

También es importante considerar las motivaciones personales, la jerarquia de criterios o valores personales, que constituyen la “dirección de vida”, así como los valores o criterios laborales, de pareja, y otros.

Todo esto debe ser considerado en la terapia con PNL para verdaderamente prestar un buen servicio al paciente.

Este es el modelo de terapia que aplicamos en nuestras formaciones de terapeutas  siguiendo estos mismos principios o filosofía terapéutica.

Así nos diferenciamos completamente de una PNL enfocada a resolver síntomas y meramente remediativa, muy difundida en la actualidad.

Neurolinguistica Para

La lista siguiente son algunos de las cosas que pueden ser resueltas con  PNL e Hipnoterapia.

Cambiando lo negativo de la vida actual.

Miedos

Fobias

Vicios

Compulsiones (compras compulsivas, ludopatía)

Timidez

Desmotivación

Emociones negativas y muchas más

Como ha quedado definido anteriormente  estos son sólo síntomas de una estructura profunda de la mente que debe ser prioritariamente estudiada e intervenida.

A veces sólo interviniendo la estructura, sin detenerse o enfocarse en el síntoma queda éste resuelto definitivamente.

Neurolinguistica Para

Otras de las consultas habituales a nuestra práctica terapéutica con PNL e Hipnoterapia son:

Dejar de fumar

Dejar de beber alcohol

Adelgazar

Volar en avión sin miedos

Animarse a hacer un cambio de hábitos como ir al gimnasio, o cambiar de dieta alimenticia

Dejar de odiar esa asignatura o materia que no lograr superar y le impide aumentar su rendimiento académico

Neurolinguistica Para

Una de las cosas que es mu fácil de tratar con PNL consiste en mejorar ciertos procesos disfuncionales que complican la vida a las personas.

A estos procesos les llamamos estrategias de procesamiento interno.

Se trata con éxito la “estrategia de motivación”, la “estrategia de aprendizaje”, la “estrategia de decisión”,  y la “estrategia de buena ortografía”,  y muchas otras,  con niños que presentan desánimo, dificultades del aprendizaje, o mala ortografía.

Siempre se consigue un importante avance en estas áreas.

Sin embargo si el niño tiene una creencia limitante porque ha crecido pensando que es “incapaz”, por efecto de su entorno, el efecto positivo de estas estrategias puede desvanecerse con rapidez o resistir las estrategias señaladas.

De ahí la importancia de intervenir siempre la estructura profunda, de la cual las creencias son una parte fundamental.

Entre tales creencias más limitantes encontramos: “Esto es imposible”, “Esto es posible para otros pero no para mí” o “Esto no lo merezco”.